5 Señales que indican que tienes un coágulo de sangre

Cuando te lesionas, se necesita sangre para solidificarse y aglutinarse en el lugar y así ayudar a detener el sangrado.

Anuncio

Pero a veces los coágulos surgen cuando no se necesitan, lo que puede significar un problema, sobre todo si se forman en las venas profundas cerca de los músculos. Este tipo de coágulo se denomina trombosis venosa profunda o TVP. La trombosis venosa profunda son como barricadas en las “carreteras” de la sangre: provocan atascos de tráfico en la circulación y evitan que el flujo sanguíneo mantenga el sistema en funcionamiento.

Aquí te daremos a conocer las señales de que tienes un coágulo de sangre.

Anuncio

Señales de que tienes un coágulo de sangre

Señales de que tienes un coágulo de sangre

1. Inflamación de una extremidad

Una pierna o el brazo hinchado es uno de los signos más comunes de TVP.

“Los coágulos de sangre pueden bloquear el flujo saludable de sangre en las piernas, y la sangre pueden quedarse detrás del coágulo, causando inflamación“, dice el Dr. Navarro.

Sospecha si la hinchazón de tu extremidad se desarrolla con rapidez, especialmente si se muestra con un lado doloroso.

2. Dolor de pierna o brazo

Por lo general, el dolor por TVP viene con una combinación de otros síntomas como hinchazón o enrojecimiento, pero a veces puede ser independiente.

“Desafortunadamente, el dolor de un coágulo de sangre puede ser fácilmente confundido con un calambre muscular o tensión, por lo que el problema a menudo no se diagnostica“, dice el Dr. Navarro.

El dolor por TVP tiende a atacar cuando se está caminando o cuando se flexiona el pie hacia arriba. Si tienes un calambre que parece que no desaparece – especialmente si la piel cerca de él está caliente o descolorida – tienes que ir al médico para que eche un vistazo.

3. Enrojecimiento en la piel

enrojecimiento

Si bien es cierto que una contusión es un tipo de coágulo de sangre, no es del tipo del que tienes que preocuparte. No es una TVP.

6 principales síntomas del estrés que no deberías ignorar

Es posible que veas una magulladura con algo de decoloración, pero lo más probable es que lo veas rojo.

Las trombosis venosas profundas causan enrojecimiento en el miembro afectado, y hacen que tu brazo o pierna se sienta caliente al tacto.

4. Dolor de pecho

Un dolor en el pecho puede hacer pensar en un ataque al corazón, pero podría ser una embolia pulmonar.

“Tanto el PE como un ataque al corazón tienen síntomas similares“, dice el doctor Navarro. Sin embargo, el dolor de PE tiende a ser agudo y punzante, y se siente peor cuando se hace una respiración profunda.

El dolor de un ataque al corazón a menudo se irradia desde las zonas superiores de su cuerpo como los hombros, la mandíbula o el cuello. La pista más grande es el dolor en la respiración, el PE se pone cada vez peor con cada respiración que haces.

De cualquier manera, con este síntoma necesitas ayuda de inmediato, así que llama al teléfono de emergencias inmediatamente.

5. Falta de aliento o aceleración de ritmo cardiaco

falta de aliento

Un coágulo de sangre en tu pulmón ralentiza el flujo de oxígeno. Cuando el nivel de oxígeno es bajo, tu ritmo cardíaco aumenta para tratar de compensar la escasez.

Sentir como un aleteo en el pecho y tener problemas al respirar profundamente podría ser la señal de tu cuerpo de que tienes una embolia pulmonar que acecha en tus pulmones, dice el doctor Navarro.

También puedes sentirte débil, o incluso perder el conocimiento. Pide ayuda rápidamente, sobre todo si alguno de estos síntomas aparecen de manera repentina.

Anuncio

Si te identificas con algunas de estas señales, es momento de que acudas con tu médico para que te de a conocer el tratamiento que debes llevar a cabo.

Commentarios

NO COMMENTS