¡No pierdas grasa sin saber esto antes! Efecto rebote, explicación fisiológica

El efecto rebote es el principal enemigo de las dietas, especialmente de aquellas que prometen bajar mucho peso en poco tiempo. Se basa en volver a recuperar los kilos que se habían perdido durante la dieta, pero con interés, es decir, con más kilos de los que ya teníamos antes de empezar la dieta. Esto suele ocurrir en las dietas hipocalóricas, también conocidas como dietas milagro. Además, a largo plazo lo único que se consigue es aumentar el porcentaje de grasa corporal, por no hablar del hambre que se pasa. de ahí la importancia de elegir una buena dieta, seguirla estrictamente y seguir con unos hábitos de vida saludables para no recuperar los kilos perdidos durante el régimen.

Las dietas estrictas son imposibles de sostener en el tiempo, acabaríamos enfermando y poniendo en riesgo nuestra salud y este no es el objetivo de hacer una dieta. Ya que, la mayoría, lo que hacen es reducir estrictamente la cantidad de comida ingerida y hacernos comer platos que no aportan el valor calórico diario que necesitamos y tampoco son equilibrados. Un dieta sana y equilibrada no se trata de dejar de comer sino de comer mejor y de dar al cuerpo los nutrientes y vitaminas que necesita. La clave está en seguir una alimentación equilibrada que nos permita ir perdiendo peso de manera progresiva.

Las dos bebidas que necesitas tomar en ayunas para perder peso ¡Son deliciosas!

Al comer menos de la cuenta, el metabolismo se ralentiza. Esto supone una disminución de la quema de calorías en reposo, es decir, el cuerpo por si solo eliminará menos calorías de lo habitual y la grasa se irá aposentando en el cuerpo porque el cuerpo lo interpreta como una falta de nutrientes y almacenará grasa corporal por si en un futuro la necesitara, como si de una hibernación se tratara.

Veamos este video para tener una explicación más sencilla y clara: