No Más Dolor De Garganta, Con Estos Sencillos Remedios Naturales

El dolor de garganta es una inflamación provocada por una infección bacteriana, viral o una lesión.

Muchos dolores de garganta están asociados al cambio de clima y desaparecen tras unos días de reposo y medicación. Algunos dolores de garganta son más persistentes y son síntomas de infecciones virales o bacterianas como la mononucleosis o una infección por estreptococo.

La garganta es un tubo que lleva la comida hacia el esófago y el aire a la tráquea y la laringe. El nombre técnico de la garganta es faringe. Los síntomas del dolor de garganta son sensación molesta en la garganta que causa dolor cuando se respira, se traga o se habla; enrojecimiento, dolor de cabeza,  fiebre, ganglios linfáticos inflamados en el cuello, dolores musculares y articulares, entre otros.

Con recursos de la naturaleza

dfgds

A continuación conocerás algunos  remedios caseros para aliviar este molesto dolor.

Hacer una cataplasma con una cucharada de hojas secas de manzanilla en dos tazas de agua hirviendo.

Dejar cocer unos cinco minutos y luego remojar una tela con este té. Se debe escurrir el excedente y aplicar directamente sobre el cuello. Dejar allí hasta que la tela se enfríe. Repita varias veces durante el día.

Vinagre de manzana debes mezclar dos cucharadas con una taza de agua caliente. Deja que se entibie un poco y realiza gárgaras cada 60 minutos.

¿Cuánto tiempo debe pasar un niño frente a una pantalla? Tres actividades para dejar el celular

Té de tomillo con esta infusión calmarás el dolor de garganta casi en minutos. Prepara con 1 cucharada de tomillo seco por taza de agua hirviendo. Cuela, deja entibiar y haz gárgaras.

Té con miel y limón es uno de los más populares que existen y muy fácil de preparar. Sólo se necesitan dos cucharadas de miel y 1 de zumo de limón por taza de agua hirviendo, a la que se le añade un saquito de té común.

rewr

Té verde muchas son las propiedades que tiene el té verde para nuestro organismo, pero si se bebe caliente o tibio calma el dolor de garganta. También se pueden hacer gárgaras con él porque combate las infecciones.

Bicarbonato de sodio y sal Debes mezclar media cucharada de bicarbonato de sodio con media de sal en media taza de agua tibia. Haz gárgaras con esta preparación unas cuantas veces al día.