5 Señales de que no consumes las proteínas necesarias

Con los alimentos que consumimos diariamente estamos obteniendo una gran cantidad de proteínas y vitaminas.

Anuncio

Pero hay ocasiones en que el cuerpo no las está absorbiendo de la manera adecuada y comienza a enviar señales, mimas que luego son ignoradas. Por ejemplo si llegas de a tu casa después de una larga jornada laboral muy fatigado, el cabello se está comenzando a caer o te enfermas con cierta frecuencia, son claras señales de que te faltan proteínas.

Para que estés bien informado de te damos a conocer las señales de que no estás consumiendo las proteínas necesarias.

Anuncio

No consumes las proteínas necesarias

No consumes las proteínas necesarias

1. Fatiga

La fatiga crónica o en exceso es la primera señal de carencia de proteínas, dado que la falta de este compuesto deriva directamente de una dieta pobre en calorías, por lo que el organismo no cuenta con energía suficiente como para llevar a cabo las tareas del día a día. Según la nutricionista Elizabeth González de la Asociación de Nutricionistas de Madrid, España, hay un mínimo necesario de proteínas que tenemos que consumir a diario para que el cuerpo funcione bien.

Lo ideal es comer entre 0,7 y 0,8 g de proteínas por kilo de peso. Esto quería decir que un hombre de 80 quilos debería consumir 64 g de proteínas por día. No obstante, dependiendo de la actividad física de la persona, es probable que la cantidad de proteína sea mayor.

2. Caída de cabello y arrugas en la piel

Las proteínas son quienes mantienen el cabello saludable y en fase de crecimiento, dado que los folículos del cabello se encuentran hechos de proteínas y la falta de estas moléculas los hacen caer. Por otro lado, las uñas y la piel también dependen de las proteínas para regenerarse, pues se encuentran compuestas por tres tipos de proteínas: queratina, colágeno y elastina.

El Agua: Derrumbando Mitos Construidos Alrededor De Su Consumo

3. Pérdida de masa muscular

perdida

La falta de proteínas disminuye la masa muscular, lo que nos impide realizar actividades físicas adecuadamente. Incluso, en un nivel avanzado, esta insuficiencia puede ocasionar calambres.

Las proteínas que ingerimos a través de la alimentación poseen varios tipos de aminoácidos y la leucina ayuda preservar la masa muscular. Este tipo de proteínas se encuentra en alimentos de origen animal, lácteos, soja y en menor grado, en nueces, semillas y granos.

4. Enfermedades

Si te enfermas frecuentemente, es posible que tu sistema inmunológico esté funcionando mal por la falta de proteínas, dado que los anticuerpos son estructuras que se encuentran formados por estas moléculas. Por tanto, una dieta pobre en proteínas te expondrá fácilmente infecciones y resfriados.

5. Gases y problemas digestivos

gases

Si sufres de problemas digestivos frecuentemente, como flatulencias y constipación, es probable que haya una insuficiencia de proteínas en tu alimentación. Estas son asociadas al consumo de alimentos de origen animal. Sin embargo, hay algunas alternativas para los adeptos de las dietas vegetarianas o veganas.

Lentejas, almendras, soja, cacahuates, chícharos, garbanzos son apenas algunos alimentos de origen vegetal fáciles de conseguir y a precios accesibles.

Anuncio

Si te identificas con algunas de estas señales es momento de comenzar a consumir más proteína y acudir a tu médico. ¡COMPARTE!

Commentarios

NO COMMENTS