Los peligros para la salud del consumo de sopas instantáneas

Las personas cada vez tienen una mala alimentación y esto se debe principalmente a la gran cantidad de comida instantánea que consumen.

Comidas como sopas instantáneas se han vuelto populares entre las personas, sobre todo por el hecho de que son económicas y están listas en poco tiempo.

Pero el consumo de este tipo de productos es muy peligroso para la salud y aquí te lo decimos.

Los peligros de comer sopas instantáneas

sopas instantáneas

A través de algunos estudios, se encontró que las sopas instantáneas, sobre todo las que contienen fideos, permanecen intactas en el estómago, incluso después de dos horas de su consumo. Este período de tiempo es muy superior al que los espaguetis o sopas caseras tardan en ser digeridos. Estos resultados plantearon una serie de preocupaciones sobre el efecto de los alimentos preparados en la digestión.

Para empezar, el tracto digestivo puede estar bajo mucha tensión debido a que tiene que trabajar varias horas para digerir estos alimentos altamente procesados. Cuando un alimento permanece en el tracto digestivo durante mucho tiempo, también hay consecuencias para la absorción de nutrientes; sin embargo, los fideos instantáneos y las sopas preparadas no proporcionan valores nutricionales considerables. En lugar de nutrientes, los alimentos de este tipo contienen una larga lista de aditivos, incluido el conservante tóxico Terbutilhidroquinona (TBHQ).

7 Remedios Caseros Para Blanquear Axilas, Codos Y Rodillas Que Puedes Hacer En Casa

Lo más probable es que los aditivos permanezcan en el estómago junto con los alimentos ingeridos, causando problemas de salud después de una digestión prolongada.

Para aquellos que no están familiarizados con el conservante terciario butilhidroquinona (TBHQ), deben saber que es un subproducto de la industria del petróleo, que a menudo puede ser engañoso porque aparece como un “antioxidante”. Los consumidores deben entender que se trata de un producto químico sintético con propiedades antioxidantes y no un antioxidante natural de aquellos que hacen bien al cuerpo. Este tipo de “antioxidantes” sintéticos previene la oxidación de grasas y aceites, prolongando el ciclo de vida de los alimentos procesados.

La TBHQ está presente en la mayoría de los alimentos procesados ​​que se pueden encontrar en el mercado, independientemente de la marca. Además, se utiliza para pinturas, lacas, pesticidas, cosméticos y perfumes con el objetivo de reducir la tasa de evaporación y mejorar su estabilidad.

Las personas que consumen este tipo de alimentos también obtienen menos nutrientes importantes, como proteínas, calcio, fósforo, hierro, potasio, vitamina A, niacina y vitamina C que quienes no los consumen. Además, aumentan los niveles de grasas malas, calorías y sodio.

¡Evita comer las sopas instantáneas a como de lugar!