Los hijos no necesitan a sus padres juntos, necesitan a sus padres bien

Cuando pensamos en casarnos con esa persona tan especial nunca se debería cruzar por nuestra mente la idea de separarse sin embargo en la sociedad en la que vivimos estipula que el 100% de los matrimonios un 70% termina en divorcios o por lo menos en relaciones no saludables.

No se sabe si es por la decadencia de los valores que claramente se ha ido exponiendo ante la sociedad a lo largo de los años o si simplemente es porque las personas no logran esperar a quien se supone debería ser su compañero de vida y deciden irse por la primera opción que les pasa por delante.

Sin embargo, el problema como tal no es si se divorcian o no si no lo que realmente importa es cuando hay niños de por medio ya que esto representa una unión inquebrantable entre esas dos personas.

El día de hoy queremos compartir con ustedes una reflexión muy importante acerca de cuándo se experimenta como pareja una separación, pero se tienen hijos de por medio.

Si quieres que tus hijos estén bien es mejor que pases la página

Cuando se tienen hijos se tiene un contrato inquebrantable con la persona con la que decidiste procrear los y, aunque muchos se toman este acto a la ligera si eres una de las personas que está considerando el mantener el matrimonio a pesar de que no hay amor por el bienestar del niño es hora de que lo pienses dos veces y te vamos a explicar por qué.

Tú no lo ves, pero tus hijos sí cada vez que tú y tu pareja pelean o discuten porque simplemente ya no se toleran y no pueden estar en un ambiente por mucho tiempo eso va afectando poco a poco el comportamiento del pequeño hasta llegar al punto donde vemos problemas tales como notas bajas en el colegio problemas de salud que pueden variar en aumento o pérdida de peso e incluso en casos agudos el niño puede experimentar insomnio o problemas de ira.

Acuesta a tus hijos leyendo un libro, no viendo la televisión

En pocas palabras tu hijo se va a dar cuenta de que la relación entre ustedes dos no está bien y esto lo que traerá como consecuencia es angustia para el de hecho muchos profesionales han entrevistado tanto a los niños de padres divorciados como a los padres y uno de los comentarios más escuchados en estas entrevistas ha sido el que los niños ansiaban porque sus padres se separan porque ya no soportaban las peleas.

Por supuesto una parte de ellos ya que no son seres completamente maduros va a preferir que sus padres siempre estén juntos, pero bajo la condición o cláusula de que se amen genuinamente más y van a estar todo el tiempo peleando es preferible por el bienestar de la criatura e incluso por el bienestar de ustedes que se separen.

Si tomé la decisión de separarse lo ideal sería que tuviesen terapia como familia para que de esta forma en un tiempo determinado tú y tu pareja puedan quedar como amigos hasta cierto punto y tengan un trato cordial el cual beneficia el comportamiento del niño.

En pocas palabras aún estás a tiempo de tomar la decisión correcta para el bienestar de tus hijos, pero debes pensar muy bien en qué será un proceso difícil pero no imposible de lograr.