Los Dermatólogos están mudos y enojados porque esta mezcla elimina los callos y hongos de los pies en días

¿No estás satisfecha con el aspecto que tienen tus pies y quieres eliminar de una vez por todas las durezas, hongos y callosidades? Hoy en día los pies femeninos se han vuelto una de las partes a las que los hombres suelen dirigir la mirada y son objeto de atención.

Una mujer puede estar muy bien arreglada y parecer muy hermosa, pero si sus pies lucen feos, desarreglados y sin cuidado; esa es la impresión que prevalecerá y perdurará en la memoria del observador. Es esta la razón por la cual a esta parte del cuerpo debe dársele toda la atención.

Aprende a elaborar este súper efectivo remedio casero y prepárate a lucir unos pies de princesa:

Lo creas o no, no es necesaria la visita a la cosmética o al podólogo para lucir unos pies espectaculares. Solamente debes tomar nota a la preparación de este remedio casero y aplicarlo de inmediato para que luzcas unos pies espectaculares.

Ingredientes que vas a necesitar:

  • Jugo de limón
  • 1 piedra pómez
  • 4 aspirinas
  • 1 cucharada de agua

Modo de preparación:

Lo primero que debes hacer es tomar un mortero y en él, vas a triturar las 4 aspirinas hasta volverlas polvo. Seguidamente toma 1 limón y exprímelo completamente hasta obtener al menos dos cucharadas de jugo.

Ahora procede a mezcla el jugo de limón con el polvo de aspirinas y agrega algo de agua para que quede formada una pasta ligeramente espesa.

Dile Adiós A La Sudoración En Tus Pies

Modo de aplicación de la preparación:

  • Primeramente lava los pies con profundidad, eliminando cualquier rastro de suciedad y sudoración; dejándolo sumergidos en agua tibia durante 15 minutos para ablandar las durezas.
  • Procede ahora a secar profusamente los pies, eliminando la humedad.
  • Aplica ahora la preparación, extendiéndose sobre las zonas afectadas por las durezas, callosidades u hongos.
  • Cubre ahora los con unos calcetines ajustados y deja que el producto actúe durante 20 o 30 minutos y enjuaga posteriormente con agua tibia.
  • Seca nuevamente los pies y procede ahora a frotarlos con la piedra pómez, hasta que vayas eliminando cada una de las durezas.

Pruébalo hoy mismo y disfruta de sus grandes beneficios!!!