Las señales que avisan que tu hígado está muriendo están frente de ti

El hígado es el órgano de mayor tamaño dentro del cuerpo. Ayuda al organismo a digerir los alimentos, almacena energía y elimina toxinas.

Cuando este se encuentra en malas condiciones nos lo hace saber a través de varios síntomas y en ocasiones los pasamos por alto. En este artículo te decimos cuales son las señales de que tu hígado está malo.

Señales de que tu hígado está muriendo frente a ti

  1. Hinchazón del abdomen.

No es fácil determinar si existe dolor o no en el hígado. Pero existe una característica fácil de detectar y esta es la hinchazón en el área abdominal, que puede presentar molestias y dolor en la zona justo debajo de las costillas, que es donde se ubica nuestro hígado y que se puede extender hacia la espalda. En caso de presentar esta condición, se puede deber a una fuga de líquidos del hígado o de los intestinos.

La única manera de estar seguro es acudiendo al médico si es muy recurrente la situación, para que sea el quien diagnostique.

  1. Fatiga, debilidad y dolores de cabeza.

Como dijimos anteriormente, el hígado tiene entre sus funciones la de proveer energía que el cuerpo pueda usar para afrontar sus actividades diarias. Sufrir de cansancio o falta de energía puede deberse a un problema con el hígado.

Por lo general no se trata este síntoma con mucha importancia debido a que se suele relacionar con la clase de trabajo de la persona y las muchas ocupaciones que puede tener, pero si ante las pruebas de que ha estado durmiendo bien y alimentándose sanamente, lo mejor será acudir al médico para que evalué esa condición, que muchas veces viene acompañada de dolores de cabeza.

  1. Ojos amarillos

Esta señal es de las más importantes ya que tiene que ver con que a este punto el hígado puede estar sufriendo a causa de una cirrosis o principio de hepatitis. Se puede presentar a cualquier edad y se caracteriza por las sensaciones dolorosas en la parte baja del abdomen.

Esto es lo que le pasa a tu cuerpo cuando dejas de comer carne.

Como dijimos la aparición de la coloración amarilla en los ojos, es un síntoma más que suficiente para sospechar de graves daños a nivel hepático y de la vesícula biliar, órganos encargados de segregar una sustancia conocida como bilirrubina, pero que por alguna razón no son capaces en ese momento de segregarla, dando como resultado la ictericia.

Ante los más mínimos cambios en la coloración de la piel u ojos, acude al médico para que determine el origen de estos cambios.

  1. Problemas digestivos.

Otro síntoma claro de que algo no marcha bien a nivel del hígado, es presentar un cuadro clínico con vómitos, mareos, náuseas y dolor abdominal. Pero al igual que las otras 3 señales vistas los momentos, solo por medio de una revisión médica es que se podrá saber realmente lo que pasa. Acude al médico y sigue sus indicaciones para descubrir el origen de todos esos síntomas.

  1. Color oscuro de la orina.

Presentar una coloración más oscura de lo normal en la orina, luego de haber consumido agua, es indicativo de que presentas daño en el hígado. Si presentas esta señal, dirígete a tu médico para proceder a los correctivos necesarios.

  1. Coloración diferente en las heces.

Si notas un cambio en las heces, y están son de un color amarillo o gris, se recomienda acudir de inmediato al médico. Se tienen dos posibles causas, o es debido a problemas de colon irritable o se debe a deficiencias en el hígado. El medico será quien evalué y determiné cuál es el origen.

Si tienes alguno de estos síntomas, no dudes en acudir a tu médico a la brevedad posible. ¡Comparte esta publicación!