Estos hábitos son los que no te dejan adelgazar. El 4 es uno de los más comunes.

La clave para adelgazar se encuentra en los hábitos que tenemos en nuestra vida diaria.

Muchas de ellas pensamos que están bien y que no pasa absolutamente nada, pero estamos muy equivocados. Se debe tener una excelente disciplina y buenos hábitos para que bajar de peso sea más rápido de lo que esperamos.

Es por tal motivo que en este artículo compartimos cinco hábitos que no te dejan adelgazar y que seguramente muchos de nosotros hacemos pensando que no va afectar nuestra meta, cuando es todo lo contrario. ¡Presta mucha atención!

Hábitos que no te dejan adelgazar

Hábitos que no te dejan adelgazar

1. Comer mientras conduces

Además de ser la causa de cerca del 50% de los accidentes, según la National Highway Traffic Safety Administration, comer mientras conduces atenta contra cualquier dieta: las opciones siempre son hiper calóricas indica el doctor Steven Aldana, autor de «The Stop & Go Fast Food Nutrition Guide». A esto se suma que comes con una carga de estrés que no ayuda a digerir bien.

2. Abrir todo el tiempo el refrigerador

abrir-refrigerador

El refrigerador debe servir tan solo para pegar en la puerta las metas de tu dieta. El hábito de abrirla constantemente es un «auto boicot». Miras, miras, hasta que algo comes, y seguramente no sea lo más adecuado para tu plan de adelgazamiento.

Bebidas para adelgazar hechas en casa ¡Te sorprenderán los resultados!

3. Comer lo que dejan tus hijos

Un estudio de la Universidad de Minnesota, publicado en la revista Pediatrics, analizó los hábitos alimentarios de 1,500 mujeres jóvenes y comprobó que las que eran mamás consumían un promedio de 350 a 400 calorías más por día. La razón: comían lo que dejan los niños en sus platos. La frase «no hay que desperdiciar nada», puede ser una trampa…

4. Pedir todo en combos

combos

Al parecer, elegir los combos, agrega más de 100 calorías a la comida, indica un estudio del Journal of Public Policy & Marketing. Elegir individualmente ayuda a controlar más lo que comes, y a no caer en el juego publicitario de las cadenas que ofrecen tres cosas «más barato».

5. Comer mientras cocinas

comer-mientras-cocinas

Con la excusa de probar «cómo sabe el platillo», muchas mujeres caen en la trampa de llenar el estómago antes de sentarse a la mesa. Picar mientras uno cocina, aseguran los nutricionistas, es uno de los malos hábitos más frecuentes, que agregan calorías «involuntarias» a la ingesta diaria.

Esperemos que estos datos sean de tu interés y que evites hacerlo para que puedas bajar de peso lo antes posible. Te invitamos a compartir el artículo a través de las redes sociales para que más personas se enteren.