Probé de todo para el dolor de muela, y nada ha ayudado… ¡Por fin, apliqué este remedio!

El dolor de muela puede ser producido por muchos factores, no obstante el más común es el dolor de muela producido por caries.

La caries es ocasionada por una desmineralización de los tejidos del diente iniciado por una disminución del pH bucal. Cuando esta llega cerca del tejido nervioso del diente o mejor conocido como la pulpa dentaria ocurre el famoso dolor de muela, el cual para muchos es simplemente insoportable ya que sientes exactamente una corriente que pasa desde la muela hasta la parte de atrás de tu oreja y de ahí hacia tu cerebro, y eso se debe a que el nervio está siendo atacado por los microorganismos de la caries dental como los streptococcus mutans, sanguinis y también muchos actinomices.

Te sugerimos siempre que tengas un dolor de muela ir con tu odontólogo de confianza a que te revise ya que puede que necesites te remuevan esa caries y te coloquen una restauración como resina o amalgama. No obstante sabemos que en el intermedio puede ser un poco engorroso tener que aguantar el dolor de muela hasta que el doctor te atienda por lo que te sugerimos que utilices el remedio casero que te daremos a continuación.

La solución al horrible dolor de muelas

d

Un dolor de muelas se ha clasificado como uno de los dolores más terribles que hay en esta vida ya que ataca directamente al nervio. Aparte de la caries dental hay otras razones por la que te puede comenzar a molestar la muela, y se puede deber a la sensibilidad dentaria, y esto ocurre por una modificación en los cristales de hidroxiapatita que conforman el esmalte permitiendo que el diente sea mucho más sensible a los alimentos fríos o calientes, generando una gran incomodidad al comer tu plato preferido.

Con estos remedios naturales podrás controlar la sudoración en exceso

En fin sin más merodeos aquí te dejamos el famoso remedio:

Los ingredientes que necesitaras son:

1/2 cucharadita de clavo molido

1/2 cucharadita de aceite de coco

Mezcla todo hasta obtener una mezcla de buena consistencia, y luego deja la mezcla reposar en la nevera toda una noche, luego con un hisopo colócalo sobre el diente afectado y sobre tu encía y sentirás el alivio.