¿Cuáles son los signos del cáncer de tiroides?

La tiroides es una glándula ubicada en la base de la garganta cerca de la tráquea. Tiene forma de mariposa, con un lóbulo derecho y un lóbulo izquierdo. El istmo es un trozo delgado de tejido que conecta los dos lóbulos. La tiroides sana es un poco más grande que una moneda de 25 centavos. Por lo general, la tiroides no se puede sentir a través de la piel.

La tiroides usa yodo, un mineral presente en algunos alimentos y en la sal yodada, para elaborar varias hormonas. Las hormonas tiroideas cumplen las siguientes funciones:

Controlan la frecuencia cardíaca, la temperatura del cuerpo y la rapidez con la que los alimentos se convierten en energía (metabolismo).
Controlan la cantidad de calcio en la sangre.

Observar detenidamente los signos de una enfermedad, es uno de los factores primarios más importantes. Y este tipo de cáncer, se origina en la tiroides, una glándula con forma de mariposa que está ubicada en el cuello, debajo de la laringe.

Una persona con esta enfermedad, presentaría varios, o todos estos síntomas:

  • Inflamación en el cuello
  • Problemas para tragar los alimentos
  • Dolor en la parte frontal del cuello que puede alcanzar hasta los oídos
  • Sentir un bulto o masa en el cuello que, algunas veces, crece rápidamente
  • Ronqueras y cambios en la voz, persistentes
  • Tos constante que no se debe a un resfriado
Regresa cheque de 10 mil dólares que encontró en la calle y recibe una casa como recompensa
cáncer de tiroides

Si presentas estos síntomas, debes acudir al médico inmediatamente.

Según cáncer.org, la glándula tiroides se pueden originar muchos tipos de crecimientos y tumores, la mayoría benignos (no cancerosos). Pero otros pueden ser malignos (cancerosos), y se pueden propagar a los tejidos más cercanos, difundiendo el cáncer a otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son los diferentes tipos de cáncer de tiroides? El cáncer papilar, el folicular, el medular y el anaplásico.

El tratamiento varía según el tipo de cáncer, y puede ser a través de: cirugía, irradiación externa, quimioterapia o terapia de yodo radioactivo (RAI por sus siglas en inglés).

Evita la propagación del cáncer de tiroides hacia otros órganos de tu cuerpo, y acude al médico para determinar la causa y recibir los medicamentos necesario.