Truco para blanquear tus dientes con gran facilidad ¡Pruébalo!

Todos los alimentos que comemos diariamente se encargan de manchar tus dientes, algunos de ellos son el café y el cigarro, por mencionar algunos.

Para blanquear los dientes existen tratamientos con los dentistas, los cuales en poco tiempo te lo dejan completamente blancos, aunque claro está, el precio de este tratamiento no es nada accesible para muchas personas. Pero si andas buscando la manera de blanquearlos naturalmente, nosotros te daremos a conocer un truco muy económico.

Así que te diremos cuales es el paso a paso para poder blanquear tus dientes fácilmente. ¿Estás preparado?

Cómo blanquear tus dientes fácilmente

Cómo blanquear tus dientes fácilmente

Lo primero que vas a necesitas es un cepillo de dientes (que solo usarás para este propósito) y cápsulas de carbón activado.

El proceso es muy sencillo:

Primero, humedece tu cepillo de dientes con agua como lo haces habitualmente.

cepillo 1

A continuación, toma una de las cápsulas de carbón activado, ábrela con cuidado por la mitad y vierte el contenido en las cerdas de tu cepillo. Coloca un poco de papel de cocina debajo para no ensuciar mucho.

Y, a continuación, ¡a cepillar con energía! Hazlo como siempre: con movimientos circulares, sin olvidar la parte posterior.

Al principio puedes notar poca cohesión en el carbón, pero este pronto se convertirá en una especie de pasta. Si quieres, puedes añadir un poco de tu pasta de dientes normal al principio.

cepillo 2

Y unos 4 minutos más tarde, tras enjuagarte bien con agua limpia, compruébalo tú mismo: ¡tus dientes están más blancos que la nieve! La sensación es fantástica. ¡Tienes que probarlo!

Otros remedios caseros para blanquear tus dientes

dientes blancos

Mascarilla de plátano. Puedes utilizar la parte de adentro de una cáscara de plátano, que es rica en potasio, magnesio, manganeso, y otros minerales, para blanquear tus dientes. Los minerales en una banana son absorbidos por el esmalte y tienen efectos saludables de blanqueamiento. Después de cepillarte y usar hilo dental, los expertos recomiendan pelar un plátano maduro y luego frotar un pedazo de la parte interna de la cáscara en tus dientes durante dos minutos. Luego enjuágate y vuélvelo a hacer antes de irte a dormir.

HOMBRE TOMA 2 CUCHARADAS DE ACEITE DE COCO DOS VECES AL DÍA POR 60 DÍAS Y ESTO FUE LO QUE LE SUCEDIÓ A SU CEREBRO!

Gárgaras de vinagre de manzana. El vinagre de manzana diluido le da un ‘boost’ de efectividad a cualquier pasta de dientes. Es recomendable diluirlo en la triple cantidad de agua y luego mezclarlo con una pasta de dientes natural y cepillarte como siempre.

Pasta de dientes casera con aceite de coco. El aceite de coco contiene ácidos grasos que se deshacen en las enzimas blanqueadoras de los dientes cuando entran en contacto con la saliva. La combinación de tu saliva y estos ácidos grasos produce una molécula de oxígeno que se adhiere a las manchas de los dientes. Este remedio libre de oxidación crea una reacción química que remueve las manchas mientras te cepillas y enjuagas.
Pero tener aceite en la boca durante 20 minutos no es bueno para todos. Aquí una simple receta que es igual de efectiva: primero, calienta una taza de aceite de coco hasta que se haga líquido. Luego agrega dos cucharaditas de bicarbonato de sodio y de 5 a 10 gotas de hierbabuena en la mezcla líquida y revuelve.

Así que de ahora en adelante no tienes excusa alguna para no tener los dientes blancos. ¡COMPARTE!