Haz que tu ropa interior esté blanca como la primera vez. ¡Descubre como!

Cada persona tiene su manera de elegir la ropa interior, ya que no es tolerante a todo tipo de material.

Anuncio

Por otro lado también hay que saber elegir los colores de ropa interior, hay quienes prefieren los colores oscuros, otros los llamativos y están los que optan por los básicos, es decir, los blancos. Pero quienes optan por el color blanco es muy complicado que vuelvan a tener el mismo color, además de que el uso del detergente provoca que nuestra ropa interior se vaya deteriorando.

En esta ocasión te daremos a conocer un increíble método con el cual vas a poder blanquearlas.

Anuncio

Cómo blanquear tu ropa interior

Cómo blanquear tu ropa interior

Para blanquear nuestra ropa interior necesitaremos:

  • 1 barreño de plástico Agua tibia (no caliente)
  • 2 cucharadas de sal 1 cucharada de carbonato de sodio
  • 1 cucharada de detergente

Método de preparación:

  • Llenar el barreño con agua tibia y añadir los ingredientes.
  • Remover hasta que quede una mezcla homogénea Introducir la prenda y dejarla en remojo durante unos 15 minutos. Si la ropa está especialmente amarilla puedes dejarla 30 min.
  • A continuación, y sin sacarla del cubo, frótala consigo mismo para acabar de limpiarla Para terminar enjuagamos en agua tibia y ya está casi lista, solo faltará ponerla a secar Como ya os hemos comentado antes, este truco sirve para cualquier pieza de ropa interior.

Pero no queda ahí la cosa, también podemos blanquear blusas, camisetas y camisas. Ya veis que, con muy poquito, se pueden conseguir resultados espectaculares.

Trucos para dejar tu ropa blanca

blanquear ropa

No te excedas en detergente: El exceso de detergente o jabón en polvo a la hora de lavar la ropa, así como el de suavizante, daña la ropa porque deja muchos residuos, que a su vez atraen suciedad.

12 DATOS INTERESANTES SOBRE LOS PEDOS QUE PROBABLEMENTE NO CONOCÍAS

Seca la ropa a baja temperatura: Las altas temperaturas en la secadora pueden hacer que la ropa quede amarillenta. Para evitarlo, fija la temperatura de la secadora de acuerdo a la etiqueta de la ropa, o aún una temperatura menor, y sácala cuando esté un poco húmeda.

Utiliza blanqueador solo en algodón: ¿Sabías que dependiendo del tipo de tejido, en lugar de dejar la ropa más blanca el blanqueador puede dejarla amarilla o gris? Además puede dañar irreparablemente la tela. El blanqueador sirve para calcetines, ropa interior y toallas de algodón, pero no es recomendable para otros tejidos.

Prueba en remojar en jugo de limón: ¡El limón es un gran blanqueador natural!. Para aprovechar al máximo su poder, pon la ropa en remojo con agua lo más caliente posible (de acuerdo a lo que la ropa tolere) y media taza de jugo de limón, y déjala reposar por una hora como mínimo, o toda la noche como máximo. Luego lava la ropa normalmente.

Anuncio

Ahora ya no tienes excusa para que tu ropa interior no sea blanca como se debe. ¡Comparte esta publicación!

NO COMMENTS