Lo crean o no, usen limones congelados y digan adiós a la diabetes, tumores, sobrepeso.

Son conocidos los grandes beneficios del agua tibia con limón por las mañanas, pero, ¿conoces ya las virtudes de la terapia con limón congelado? Se trata de una técnica muy popular, mediante la cual se aprovechan al máximo todas las propiedades que nos puede aportar esta fruta tan saludable.

El principal secreto de la terapia con limón congelado está en poder aprovechar, del modo más sencillo y delicioso posible, esa parte del limón que tanto puede hacer por nuestra salud: la cáscara. ¿Quieres saber cómo? Te lo explicamos a continuación.

Beneficios del limón congelado

Beneficios del limón congelado

Preparar tu terapia con limón congelado es tan sencillo que no vas a poder prescindir de este remedio natural en tu día a día. No solo por lo fácil que es de elaborar, sino por su sabor y los originales platos que vas a poder conseguir con él. Toma nota del procedimiento:

¿Qué necesito?

  • 2 limones.
  • Un rallador.

¿Cómo lo preparo?

Es tan fácil como introducir estos dos limones en tu congelador durante todo un día; no hay mayor secreto. Hay quien prefiere cortarlo antes en dos o tres partes para poder rallarlo después con mayor facilidad, pero lo más recomendable es ponerlos enteros.

¿Cómo consumir el limón congelado?

Como apuntamos antes, lo ideal es consumir 75 gramos de limón congelado al día. Para ello, lo que haremos será rallarlos una vez que estén completamente congelados, para después poder consumirlo entero.

Abuela de 81 años afirma haber recuperado su visión totalmente con este remedio hecho en casa

De inmediato notarás su fragancia natural; además, tendrás la oportunidad de incluirlo en tus platos para darles un toque original y realmente delicioso.Te damos unos sencillos ejemplos de cómo puedes consumirlo:

  • En un yogur natural sin azúcar: Simplemente incluye 25 gramos de limón congelado rallado.
  • Con las ensaladas: Puedes añadir 25 gramos de limón congelado rallado a una ensalada de espinacas, nueces, queso fresco, unos trocitos de salmón y unos tomatitos cherry.
  • En infusiones frescas: Agrega limón congelado rallado a cualquiera de tus infusiones, como un té verde frío o una bebida natural, ideal para la media tarde.
  • Con las ensaladas de frutas: El limón congelado también combina de modo excelente en cualquier ensalada de frutas que puedas hacerte. Una opción sabrosa es prepararnos un tazón con una rodaja de piña, tres fresas,  medio kiwi, una nuez troceada y unos 25 gramos de limón congelado rallado por encima.

En el siguiente video podrán ver como pueden hacer uso del limón congelado:

Comparte esta publicación para que más personas se enteren del beneficio.