Termina con dolores en los huesos y articulaciones haciendo esto

Muchas personas tienen que convivir con el dolor de huesos y articulaciones. Lo hacen por diversas circunstancias, ya sea por la edad o por el efecto que un trabajo físico tiene en el desgaste de nuestro cuerpo. En algunos casos este dolor es puntual y por lo tanto es corregible si nos ponemos en manos de un equipo médico, pero otras veces el dolor es crónico y debemos evitar que se vaya incrementando con el paso del tiempo.

Entre las enfermedades que causan dolor de huesos y articulaciones, la más habitual es la artrosis que se calcula que afecta aproximadamente entre un 1 y 2 % de la población. Pero este porcentaje aumenta considerablemente en la franja de edad a partir de los 65 años: se estima que entre 2 y 3 de cada diez personas de tercera edad sufren artrosis.

El dolor de huesos y articulaciones puede deberse a la edad, a un desgaste por trabajo físico. Además, un 90% de las personas sufren dolor de espalda en algún momento de su vida. Esta cifra a primera vista puede sorprendernos. No obstante, debemos ver que este número engloba tanto casos en los que el dolor es crónico como casos en los que el dolor es agudo.

Consejo natural para aliviar el dolor en los huesos:

Osteoporosis, artrosis o artritis son las enfermedades más comunes. En muchas ocasiones, el dolor de articulaciones y huesos aparece porque el paciente sufre alguna enfermedad como la artrosis, la osteoporosis o la artritis. La artrosis aparece cuando se desgasta el cartílago de los huesos, en especial en zonas como las manos, las rodillas o los pies. Otra enfermedad que causa dolor en las articulaciones es la artritis, en la que se produce inflamación en éstas.

Remedios Naturales Para Deshacerse De Los Hongos Corporales

Especialmente grave es la osteoporosis, muy frecuente en personas mayores. Además en el caso de las mujeres es habitual que la padezcan cuando empiezan la fase de menopausia. Según varios estudios médicos, en ocasiones el dolor de huesos y articulaciones es consecuencia de enfermedades que tienen su origen en órganos como el estómago, los riñones, el aparato reproductor, etc…

Para tratar el dolor de huesos y articulaciones normalmente los doctores recomiendan a los pacientes que descansen y que combinen el reposo con la toma de medicamentos de tipo analgésico. Eso es así tanto en el caso de dolor agudo como en crónico.

Además de los analgésicos, que reducen el dolor, una de alternativas más efectivas son los suplementos de colágeno, que contribuyen a reforzar las articulaciones y a impedir que se acelere el desgaste de las mismas con el uso diario.