Con este tratamiento japonés mejorarás el aspecto de tu piel y reduces las arrugas

Hay un momento de nuestra vida en donde se comienzan a mostrar las líneas de expresión y por ende las arrugas son visibles en nuestro rostro.

El problema no es solo eso, si no que nuestra piel pierde poco a poco elasticidad. Si bien esto se puede corregir con cirugías estéticas, también existe la posibilidad de probar remedios naturales que te hará lucir más joven y le devolverá a tu piel ese aspecto fresco y brillante que todos queremos.

Por ello te daremos a conocer un método tradicional japonés que te ayudará a conseguir esto que necesitas. Presta mucha atención acerca de los ingredientes que necesitas y como llevar a cabo.

Tratamiento para mejorar el aspecto de tu piel

Tratamiento para mejorar el aspecto de tu piel

Ingredientes necesarios:

  • 3 cucharadas de arroz.
  • 1 cucharada de leche.
  • 1 cucharada de miel.
  • 1 taza de agua.

Método de preparación:

Hervir el arroz en el agua a fuego medio. Luego de 2 minutos de cocción, retirar del fuego y colar. No tires el agua donde herviste el arroz. Resérvala.

Agregar la cucharada de leche y la miel. Mezclar bien todos estos ingredientes y aplicar a modo de mascarilla cubriendo todo el rostro y dejando actuar unos 15 minutos o el tiempo que demore en secar por completo.

Lavar el rostro con el agua que habíamos reservado y remover la mascarilla por completo.

Secar con una toalla haciendo pequeños toques de presión, sin frotar.

Debes realizar este tratamiento al menos una vez a la semana para ver cambios notorios que te harán lucir más joven.

Esta crema te hidrata la piel y favorece la circulación de la sangre, al mismo tiempo que reduce las manchas y suaviza.

Remedio de pomelo para depurar tu organismo en un mes

Cómo lograr que tu piel siempre luzca hermosa

1. Demorar el proceso de envejecimiento. La mayoría se preocupa de la apariencia externa y de cualquier signo visible, pero el envejecimiento de la piel no se da aisladamente del resto del cuerpo. Para vernos naturalmente más jóvenes, debemos dar a nuestra piel las vitaminas y minerales que ésta necesita.

2. Entender cómo y por qué envejece la piel. El hecho de que la piel represente 15% del peso corporal la hace el órgano más grande de nuestro cuerpo. Por ello, entender su estructura, además de cómo y por qué envejece, es uno de los primeros paso hacia una apariencia más joven.

3. Broncearse envejece. Así es, mientras que la cantidad apropiada de sol puede hacernos lucir más jóvenes, luminosos y sanos, la debida exposición puede causar daños irreparables a nuestra piel. La prolongada exposición agota nuestras reservas corporales de Vitamina B y, a largo plazo, es la principal responsable de envejecimiento prematuro e incluso del cáncer. Nada más acertado que aquellos consejos de proteger nuestra piel de los dañinos rayos UV.

4. Alimentar nuestra piel con vitaminas. Algunas vitaminas pueden darnos una piel más joven. Por ejemplo, la Vitamina C ayuda a combatir las arrugas y finas líneas de expresión, al incentivar la producción de colágeno. La Vitamina E ayuda a una mejor apariencia al protegernos de los rayos UV (ultra violeta) y también al eliminar los radicales libres dañinos.

Agradecemos que hayas tomado parte de tu tiempo leyendo esta noticia. ¡COMPARTE!