Aumentar la memoria más de un 85%, regenerar los huesos y recuperar la visión.

El cerebro es el órgano más complejo de todo nuestro organismo, además de ser uno de los más importantes de todos. Por este motivo, siempre debemos mantenerlo bajo un cuidado especial y cuidarlo siempre que sea necesario.

Para hacer que funcione a su máxima capacidad y evitar que los molestos dolores de cabeza o los dolores de cabeza nos molesten, debemos saber qué comer y qué no comer.
En este artículo, le ofrecemos algunos consejos para fortalecer las funciones del cerebro y también para mejorar otros aspectos, como: fortalecer la visión y ayudar a la regeneración de huesos y articulaciones.

En este espacio nos tomaremos el tiempo para mostrarte un secreto que ha ayudado a miles de personas a recuperar la memoria hasta en un 80%, disminuir los dolores de las articulaciones, fortalecer el sistema óseo y mejorar la visión. Este secreto se basa en la inclusión de ciertos alimentos dentro de nuestra dieta diaria.

¿De dónde viene esa manía tan extendida de plasmar todo lo que nos pasa en algún soporte imperecedero? Ya sea en cuadros, libros o fotos parece que el ser humano tiene la necesidad de dejar constancia de lo que hace y dice. Tal y como nos enseñó Umberto Eco, “de la rosa, solo queda el nombre desnudo” y la sociedad vive con el miedo de que ese nombre no prevalezca en la historia. Puede que esto sea una externalización del sistema de almacenamiento que cada uno tiene en su cerebro, la memoria.

6 Técnicas para entrenar tu cerebro y prevenir la pérdida de memoria

La memoria es un mecanismo de supervivencia que nos permite utilizar nuestras experiencias para no repetir los mismos errores y seguir progresando. Aunque se suele hablar del almacenamiento de recuerdos, lo que de verdad hace la memoria es reproducir los estímulos electroquímicos que el cerebro recibió en el momento que se está recordando para producir la misma respuesta. Nuestros sentidos, pensamientos e incluso nuestros sueños quedan “registrados” a través de las conexiones neuronales a la espera de entrar en acción.

El cerebro emplea distintos tipos de memorias (corto plazo, largo plazo, olfativa, procedimental, fotográfica, declarativa) que actúan de forma simultánea y están interconectados para lograr un mejor funcionamiento y respuestas más rápidas. Los  problemas derivados del cansancio, el estrés o una mala respuesta emocional o psicológica pueden provocar que determinados recuerdos que todavía tenemos queden bloqueados e inaccesibles por un tiempo.

Shakespeare decía que “la memoria es el centinela del cerebro” e igual que cuida nuestra mente, nosotros debemos cuidarla a ella. Ejercicios, juegos mentales, dietas ricas en nutrientes o estilos de vida saludables son algunas de las muchos aspectos que debemos vigilar para mantener nuestra memoria sana y en forma. Unos cuantos trucos que nos ayudarán a cuidar a nuestro centinela invisible.